To Becario or not to Becario

Ki asesino

Posted by cobak en 26 abril, 2007

Alguien me mira desde detrás y por encima de mi hombro. Me giro pero no veo a nadie. Vuelvo al trabajo, escribo unas líneas de código, no está bien, dará errores. Me interrumpe de nuevo esa sensación, el bello de mi cogote se eriza, electrificado como un jersey de lana frotado. La temperatura de mi cuerpo enloquece, tengo frio en la frente pero aún así sudo. Mis antebrazos estan mucho más calientes que mis manos, que se han quedado heladas. Mi espalda se divide en franjas, carreteras de subida transportando hielo y autopistas que bajan sudor como lava.

Débilmente se acerca un susurro a mi oído, igual que se siente el zumbido de una mosca antes de oírla. Un sonido imperceptible que el cerebro no sabe si deshechar o no. No presto atención. Yo si lo deshecho. No es importante. No existe.

– Andrea.

Me sobresalto. Ahogo un grito y toso para que mis compañeros de oficina no me miren peor de lo que ya lo hacen. Me odian. Yo también a ellos. Miro hacia atrás buscando una explicación, un móvil, una pequeña radio, quizá una broma absurda y humillante de Sergio. Es al que peor le caigo. Es lógico, yo lo odie a muerte desde el mismo momento en que le vi. Odio a primera vista.

¿Quien es Andrea? Nunca he conocido a nadie con ese nombre. Tengo una memória nefasta, especialemente para los nombres. Andrea. Andrea. Andrea. Andrea. No puedo quitarme ese nombre de la cabeza. No tiene sentido. Repaso mentalmente familiares, amigos, compañeros de trabajo, conocidos… nada. Sólo nombres de gente famosa o de grupos de música. ¿Porque Andrea?

Levanto la vista, los moradores de la oficina no reparan en mi angustia. No me ven. No quieren mirarme. Mirarme significaría tener que hacer un gesto de arovación o de asentimiento. Es estúpido. Odio que la gente haga eso. Yo casi siempre guiño un ojo y miro al suelo. Me sonrojo de vergüenza. No própia, no. Me avergüenzan ellos. Me avergüenza que me saluden como si fuera obligatorio, hagan un gesto y después sigan sus vidas. Me ocurre igual en el autobús al llegar a la oficina, normalmente llegamos en el mismo. Se forman grupos y parejas para hablar de nada. Yo procuro apartarme, no quiero intimar, dejaré esta oficina en 1 mes. No ganaré nada intimando. Además estropearian mi lectura o tendría que apagar mi Mp3.

– Andrea te sigue

Salto en la silla. Ahora sí me miran todos. Disimulo como puedo, mirando hacia abajo como si hubiera algo en mi silla. Desafío con la mirada a Sergio. Sonríe. No, se está riendo. Agudizo la mirada, pienso en matarlo si alza un poco más la voz, intento proyectar todo mi Ki asesino hacia el para que recapacite. De repente, calla. Parece asustado. Disparo al pecho y sigo hacia la derecha con el resto.

Anuncios

5 comentarios to “Ki asesino”

  1. cobak said

    En realidad, no quería escribir un relato sobre un asesino, empecé con la idea de que fuera un tipo algo loco que tuviera una especie de “contacto paranormal”. Pero cuando entendí la naturaleza del personaje, el final era inevitable.

  2. Jevi said

    No podemos evitar odiar.
    Nadie es capaz de querer a todo lo que le rodea, es parte de la condición humana, y quien no lo reconozca es que miente con cinismo.
    Cualquiera puede ser asesino, todo ser humano tiene demonios en su interior.
    Basta en el momento en el que se exteriorizan para hacer detonar el horror y la crueldad.
    Cada día mueren miles de personas.
    El ser humano es bueno por naturaleza?
    Es la sociedad quien le corrompe?
    Somos salvajes reprimidos por la cultura?
    Miles de preguntas, pocas respuestas…

  3. Carol said

    yo soy bastante de las que viven en la parra, pero por naturaleza se odia??? de verdad es posible que resida el mal en un niño? sin que este niño tenga algún transtorno psiquiátrico???
    un perro muerde así porqué sí o por miedo, por acatar una orden, por rabioso?
    un niño dispara un fusil por odio? o por miedo?
    seríais capaces de disparar así porque sí a ese que no os cae bien? a ese que os pega el bocinazo en el coche? a ese que os empuja en el pub? lo seríais? acabar con su vida y quedaros tan panch@s?
    sí, quizás demasiadas preguntas…

  4. sugar said

    No es cierto. La maldad y la locura no están escondidos en cada uno, esperando tan solo un detonante.Crecen en mentes que no han sabido crecer. Puedo comprender matar a alguien para defenderte, para defender a los que más quieres. Pero el asesinato por placer, o por sentimientos tan patéticos como el odio o “tenerle mania” a alguien, o por fanatismo, me parecen desviaciones. Quien es capaz de asesinar por cualquier razón que no sea la defensa, no merece vivir. Es un peligro.Hay que huir de gente asi, sin principios, sin aprecio por la Vida. Egocéntricos tarados.

  5. cobak said

    genial!
    Defiendes tu postura matando a los que no la acaten tal y como tu la piensas y defines… Exterminar a todos los que no piensan como tú, tienen una connotación más bien extremista, no crees.

Responder a Jevi Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: